Sierra de Tramuntana

Compartir en

Un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza

La sierra de tramuntana es el entorno natural del cual el Puerto de Soller esta en el corazon de la misma siendo un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza en toda su plenitud.

Sierra de tramontana y sus tesoros

La Sierra de la Tramontana (Serra de Tramuntana) es el nombre que recibe el macizo montañoso en el que se encuentran enclavados el pueblo de Sóller y su Puerto. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 2011, esta auténtica columna vertebral de la vida mallorquina encierra patrimonio natural, acción humana respetuosa con el medio ambiente, y alguno de los paisajes más hermosos de todo el archipiélago.

En sus bosques se intercalan el pino, la encina (endémica y en recuperación) y el acebuche, y en sus cumbres podemos encontrar los dos embalses de la isla, Cúber y el Gorg Blau. Por ellas se puede caminar utilizando multitud de sendas verdes recuperadas, y también se pueden disfrutar en coche en un viaje que será difícil de olvidar.

En el corazón de sus cumbres hallaremos el corazón espiritual de Mallorca: el Monasterio de Lluc. Un fenómeno místico que se remonta al siglo XIII (aunque ya se consideraba un lugar sagrado en tiempos de la ocupación romana) da lugar a la construcción de este hermoso monasterio, al que cada año se celebra una peregrinación de miles de personas de toda la isla.

El monasterio se puede visitar, admirando en su interior la talla de la Vírgen de Lluc, la iglesia y el museo, donde podemos encontrar desde restos prehistóricos encontrados en los alrededores hasta objetos de la historia de Mallorca, pasando por una interesante colección de utensilios etnográficos o trajes regionales. Es una experiencia irrepetible pasear por sus claustros... o incluso dormir en sus dependencias, porque se puede pernoctar entres sus muros centenarios y respirar la paz verdadera del lugar en reposo y contemplación.

Deià

Deià es un recoleto pueblo de la Tramontana que esconde, en su modestia, un importante patrimonio natural y monumental. Podría describirse como una postal viviente: la colina, a orillas del mar, con su orgullosa iglesia y sus construcciones tradicionales, que desciende en terrazas y acequias que se remontan al tiempo de los árabes, hasta el valle que la circunda, salpicado de huertos y pequeñas construcciones.

Hay que contar que en 1867 el archiduque Luis Salvador de Austria se enamoró de Mallorca tal manera que compró numerosas posesiones a lo largo y ancho de la Sierra de Tramuntana y en una de ellas, "S'Estaca" entre Valldemosa y Deia, es la que Michael Douglas, Catherine Zeta Jones y Diandra comparten.

Este precioso pueblo puede alcanzarse a pie (recorriendo un camino que comienza muy cerca de nuestro hotel), en coche o en autobús.

Valldemossa

Valldemossa es toda una joya engarzada en la Tramontana. Su quietud y hermosura, posada sobre las laderas de la Sierra, no dejan entrever la importante y rica historia que encierran sus piedras.

La principal atracción de este pueblo es su Cartuja. Monasterio, museo, residencia real y alojamiento de notables, es visitable y permanece invariablemente bello en todas las épocas del año. Famosa es la estancia que el compositor Frederic Chopin y la escritora Georges Sand compartieron en 1838.

Los jardines de la Cartuja están abiertos para la visita gratuita, y en las paredes de los edificios colindantes podemos hallar estampas, en azulejo, de la vida de la santa valldemosí Santa Catalina Thomas.


RESERVAR ESTE HOTELMejor precio garantizado
Reservarx